Ves al contingut principal

Redifinición de las identidades, estados-nación y democracia.

De la consideración de las culturas , así como los estados, en totalidades cerrades y estáticas se derivan una serie de problemas para la práctica y teoría democrática.
Las culturas se crean a partir de diálogos complejos con otras culturas, y deberíamos considerar las culturas humanas como constantes creacions, recreaciones y negociaciones de fronteras imaginarias entre nosotros y el / los otro(s). Por lo tanto, deberíamos crear, recrear y negociar constantemente éste concepto de democria, dónde las reivindicaciones individuales de auto expresión no tienen por qué ir de la mano de las apiraciones colectivas al reconicimiento cultural, ya que entre ellas pueden surgir constantes contradicciones en ambos niveles.

Por eso, autoras como Seyla Benhabiti, nos propone una política multicultural democrática deliberativa. Una democrácia deliberativa que destaca por ser una propouesta a doble vía, remarcando la importancia tanto de las instituciones legislativas, políticas y judiciales como de las asociaciones de ciudadanos, los grupos de interés y los movimientos sociales en la esfera pública. De ésta forma, dándo más importancia a la sociedad civil, resulta más adecuado resolver las cuestiones y los conflictos multiculturales, puesto que abre un espacio de diálogo para comprender los procesos de resignificación de las prácticas culturales.
De esta forma, mediante una ciudadania flexible y una soberanía dispersa, lo que debería determinar la pertenencia es lo que las personas hacen y no lo que son, primando su participación en los distintos ámbitos de la sociedad civil

La toma de decisiones por consenso es característica de sociedades en las que sería muy difícil obligar a una minoría a aceptar la decisión mayoritaria, ya sea por que no hay un estado con el monopolio efectivo de la fuerza, o bien porque el Estado no se entromete en las decisiones que se toman en un ámbito local. La democracia de la mayoría solo puede ser el resultado de la convergencia de dos factores; la opinión de que todo el mundo tiene el mismo derecho a hablar en la toma de decisiones colectivas y, un aparato coercitivo capaz de hacer cumplir esas decisiones.
Los que desean establecer un aparato coercitivo para imponer las desiciones tienen que desarrollar necesariamente un aparato que les permita crear y mantener consenso social. La democracia directa mayoritariamente simpre amenaza con hacer explícitas estas líneas de fuerza. Por esa razón, tiende a ser inestable o, más precisamente, si se perpetúa en el tiempo, es porque sus formas institucionales siempre se protegen dentro de una estructura de gobierno mayor en que las élites dirigentes utilizan esa misma inestabilidad para justificar su monopolio de los medios de violencia. Por último, la amenaza de esta inestabilidad se convierte en una excusa para una forma de democracia tan minimalista que se reduce a poco más que a la insistencia de que las élites dirigentes deben consultar de vez en cuando al público.

Comentaris

Entrades populars d'aquest blog

Sé lo que quiero....báilame el agua

Sí, sé lo que quiero Prefiero morir vicioso y feliz a vivir limpio y aburrido.
Prefiero encontrar una estrella en el fango a cuatro diamantes sobre un cristal.
Prefiero que la estrella queme, sea fuego, a un tacto rezumante de frialdad.
Prefiero besar el duro suelo veinte veces para llegar una sola vez a lo más alto a escalar poco a poco, sin caer nunca pero sin llegar jamás a la cima.
Prefiero que me duela a que me traspase, que me haga daño a que me ignore.
Prefiero sentir.
Prefiero una noche oscura y bella, sucia y hermosa, a un montón de días claros que no me digan nada.
Prefiero una cadena a un bozal.
Prefiero quedarme en la cama todo el día pensando en mi vida a levantarme para pensar en la de otros. Prefiero un gato a un perro. Porque el gato te araña, es infiel, te ignora, se escapa, pero sabes que, a pesar de todo, no podría vivir sin ti. En cambio, el perro es tonto, no sabe nada, te obedece hasta el absurdo.
Prefiero las mujeres gato a las mujeres perro, por las …

Bruixeria a Menorca I: la bruixa com a dona

El coneixament ens farà lliures, però al llarg de la història son molts els  exemples que demostren que el tenir certs coneixaments és perillos.
Coneixaments d'anatomia, botânica, sexualidad, amor i reproducció son coneixaments pel que moltes bruixes van ser acusades de jugar amb el diable.
Dins una societat molt masculina i religiosa açò va ser vist com una amenaça, pel que durant la edad mitjana a toda Europa, i fins al segle XVIII a Menorca, podem trobar molts testimonis que ens xerren de la presencia o l'amenaça d'aquestes forces ocultes majoritariament femenines.
Les bruixes no eren dolentes i llletges, com sempre han estat descrites per la literatura, sino que hauriem de pensar en dones, i també alguns homes, generadros d'un conexamente específic.
La professió de bruixeria sempre s'associa a les dones, i en el mateix Malleus Maleficarum podem veure com açò es definia.
El Malleus Maleficarum és el llibre més famós sobre bruixeria, escrit segurament entre 1486/7, es…

David Seymour "Chim" i la Guerra Civil espanyola a Menorca

David Szymin va néixer el 1911 a Varsòvia en una família d'editors. Amb l'esclat de la Primera Guerra Mundial van marxar a Rússia per tornar a Varsòvia el 1919 . Conegut també pel pseudònim Chim, David Seymour  va començar a treballar com a fotògraf independent i a partir de 1934 les seves històries i fotos aparèixen regularment a Paris - Soir i Salutacions. Mitjançant Maria Eisner i la nova agència Alliance , Chim va conèixer a Henri Cartier - Bresson i Robert Capa, amb qui va desenvolupar part de la seva carrera. 

Entre 1936-1938 Chim va fotografiar la Guerra Civil espanyola, on l'any 1938 viatjà a Menorca, on tot i els dos anys de guerra, seguia sota control republicà. 
Finalment, i acabant la història de la guerra civil espanyola, feu un viatge a Mèxic amb un grup d'exiliats republicans espanyols. 

En esclatar la Segona Guerra Mundial es va traslladar a Nova York , on va adoptar el nom de David Seymour. El 1947 , al costat de Cartier - Bresson , Capa , George Rodger i…